Stretching: ejercicios de estiramiento y sus beneficios

Estirar nuestros músculos antes o después de hacer ejercicio mejora el rendimiento y previene lesiones. Inclusive, se realizan rutinas enteras de estiramiento que funcionan como un ejercicio físico completo. Tratamientos terapéuticos basan sus ofertas médicas en los estiramientos.

Se cura el músculo al estirarlo, y de la misma forma este mejora su flexibilidad al estirarse al máximo de su capacidad sucesivamente. Los beneficios obtenidos de realizar un buen estiramiento varían, y su aplicación  en conjunción con una rutina física no solo es necesaria, sino que adquiere un carácter de obligatoriedad. Si no existe el estiramiento, el ejercicio carece de una base sólida que permita obtener buenos resultados.

Si vas a nadar, trotar, correr, caminar o emprender un rumbo hacia la montaña, siempre debes contar con rutinas de stretching y sus ejercicios. El músculo al ser sometido a largos períodos de actividades físicas demandantes, dado lo excesivo de la fuerza que sobre él se aplica, pierde minerales y las propiedades para recuperarse rápidamente. Así que es necesario adaptarlo bien a las condiciones bajo las que se ejercitará, con una caminata previa o recorrido calmo por las instalaciones donde harás la actividad. Y claro, con una buena rutina de estiramientos.

Al estirarse, el músculo transporta más rápidamente los minerales hacia las zonas que están siendo sometidas a presión. Es un acto en vivo, que sucede continuamente mientras nos ejercitamos. En primer lugar, se debe estar bien hidratado y mantener una dieta nutritiva para que los minerales estén dentro del cuerpo y puedan cumplir su función en el músculo.

El stretching en este punto hará que el músculo se recupere más rápidamente, ya que son estos mismos minerales los que actúan en caso de alguna molestia física causada por un exceso de uso del músculo, tales como la tendonitis, los esguinces leves, dolores articulares y de espalda, e inclusive los dolores menstruales.

Stretching: ejercicios de estiramientos

Beneficios de hacer unos buenos ejercicios de estiramiento

Mantener los músculos flexibles y siempre prestos a la actividad física es algo que solo se obtiene a través del stretching. La flexibilidad irá en aumento en la medida que realicemos cada vez más actividad física y que apliquemos en ella el stretching. A mayor flexibilidad, además, serán mayores las posibilidades de realizar ejercicios cada vez más complejos, que requieran de una movilidad particular, y los cuales generarán beneficios pues resultan inéditos para nuestro cuerpo, por lo que será más sencillo llegar al fallo muscular.

Problemas de la cotidianidad como la fascitis, el síndrome del túnel carpiano, los gases, el insomnio, el estrés o los dolores de cabeza pueden ser aliviados a través del stretching. En primer lugar, después de estirarse se genera una sensación de relajamiento que alivia el dolor crónico. Relaja el cuerpo y reduce la tensión muscular.

Mejora también la coordinación de los movimientos, para hacerlos más acordes al trabajo que se realice. Al igual, la memoria muscular, una cualidad de nuestro sistema que sirve para que los músculos realicen acciones que ya habían ejecutado previamente con mayor facilidad, se potencia con el estiramiento.

El stretching se debe realizar siempre al terminar de hacer cualquier rutina física. Después del calentamiento, o más propiamente inmerso dentro de esta etapa, se deben estirar los músculos para dejarlos con la funcionalidad necesaria para que rindan a plenitud en el empleo físico.

También, a modo de mantener y promover la flexibilidad tan necesaria para diversas tareas de nuestras vidas, se recomienda estirar de 3 a 4 veces por semana con constancia, convertirlo en un hábito que el cuerpo desarrolle casi por mecanicidad. Los estiramientos se pueden hacer a cualquier hora del día, al levantarse, en el trabajo o por la noche. Así que no hay excusa. ¡A levantarse y estirar!

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario