¿Qué es la resistencia aeróbica? Efectos y beneficios

Mantener una excelente resistencia aeróbica es una tarea sencilla para los deportistas. Sin embargo, conservarla resulta beneficioso para cualquier persona que quiera mejorar el funcionamiento de su sistema cardiovascular. Los entendidos en la materia quizás comprendan mejor el término.

La resistencia aeróbica es la capacidad que tiene el metabolismo para soportar una actividad física muscular a una intensidad particular, durante la mayor cantidad de tiempo posible. Se obtiene mediante la combustión de las células musculares.

En esta capacidad tiene un papel fundamental el buen funcionamiento del corazón, el sistema circulatorio y los pulmones, ya que están involucrados en el aporte de oxígeno y nutrientes a los músculos para la producción de energía. Ejercicios de este tipo incluyen caminar, andar en bicicleta estática, nadar y correr.

Beneficios de la resistencia aeróbica

Ejercitarse permite realizar actividades cotidianas con menor fatiga, elimina el tejido adiposo y propicia a mantener una tensión arterial baja. De igual forma, incrementa el grosor de los vasos sanguíneos y la capilarización, así como también aumenta los niveles de colesterol HDL, mejor conocido como ‘’colesterol bueno’’.

Asimismo, previene enfermedades como la osteoporosis, arteriosclerosis y la diabetes.

También ofrece la posibilidad de adelgazar a personas con obesidad, pues reduce la grasa corporal de manera significativa si se realiza constantemente.

Otra de las grandes ventajas de este tipo de ejercicios, es que aumenta los niveles de absorción de calcio, lo cual fortalece los huesos y disminuye significativamente las probabilidades de que se ocasionen fracturas.

Otro aspecto a destacar, es que el entrenamiento basado en ejercicios aeróbicos mejora la función cognitiva de los adultos, por ende se muestra un notable desempeño en la resolución de problemas, el razonamiento y la planificación.Esto sugiere que los adultos jóvenes pueden retrasar o prevenir la aparición de algunos cambios cognitivos o enfermedades relacionadas con la vejez.

Y finalmente, uno de los beneficios más importantes: permite vivir por mucho más tiempo. Los estudios demuestran que aquellos que practican ejercicios aeróbicos con regularidad viven más que quienes no lo hacen.

resistencia aeróbica

¿Cuáles son sus efectos?

En varios aspectos de su vida el practicante notará cambios significativos.

  • En lo que respecta al rendimiento físico, el ritmo de carrera aumentará las pulsaciones por minuto, además se sentirá lleno de energía. Esto evitará que la persona sienta cansancio, lo que fortalecerá su espíritu y voluntad.
  • A nivel metabólico, la resistencia aeróbica aumenta el almacenamiento de la sangre, la capacidad respiratoria y la vascularización muscular. En los riñones también ocurren procesos positivos, pues ejercitarse ayuda a evitar una deficiencia renal crónica.

Es útil mencionar la conveniencia de complementar el ejercicio aeróbico con el anaeróbico, en el que se realizan ejercicios cortos de alta intensidad, pues este permite ganar masa muscular y engrosar las paredes del corazón, lo que conlleva a seguir incrementando la resistencia y fuerza de un individuo.

Propósitos de la resistencia aeróbica

El fin principal de desarrollar este tipo de resistencia es el de aguantar, por ejemplo, un partido de fútbol completo a ritmo medio y suave sin decaer durante la jornada.

Sin embargo, esto aplica en muchos escenarios, pues al mantener una buena resistencia se puede entrenar e incrementar el rendimiento en otros aspectos de la preparación física en los que se exigen esfuerzos de mayor intensidad, como ejercicios de velocidad y la resistencia muscular y anaeróbica.

Diferencias entre resistencia aeróbica y anaeróbica

Es necesario aclarar las diferencias entre ejercicios del tipo aeróbico y los ejercicios anaeróbicos, pues muchas personas tienden a confundir los términos o no logran comprender de qué va cada una de estas actividades físicas.

  • El ejercicio aeróbico suele regirse por un plan de actividades de baja intensidad, pero durante períodos de tiempo largos, pues persigue el objetivo de conseguir una mayor resistencia.
  • El ejercicio anaeróbico,por el contrario,se realiza con mayor intensidad y por un tiempo más corto.Otra de sus características diferenciales, es que el anaeróbico aumenta la masa muscular.

Por tanto, se recomienda una combinación de ambos ejercicios para conseguir mejores resultados.

Ahora bien, retornando al ámbito aeróbico es importante destacar que para obtener la cantidad de energía necesaria en la realización de rutinas de este tipo, es importante quemar grasas e hidratos, un objetivo en el que, indudablemente, se requiere oxígeno. Por este motivo, esta clase de ejercicios es recomendable para aquellas personas que desean perder peso, pues es un método indispensable para quemar grasa.

resistencia aeróbica

Qué tomar en cuenta antes de hacer Ejercicios de resistencia aeróbica

Para poder plantear un entrenamiento de esta índole, lo primero que se recomienda es hacerse un examen médico. De esta forma se podrán evaluar las condiciones cardiovasculares y demás valoraciones que deben tenerse en cuenta al momento de decidir el ejercicio más adecuado. Una vez definido, debe precisarse la intensidad del ejercicio, para ello se medirán las pulsaciones cardíacas por minutos.

El número máximo de pulsaciones por minuto que se establecen como seguras en ejercicios del tipo aeróbico, se calculan al emplear las constantes: 220 en hombres y 210 en mujeres, a las que se le resta la edad del individuo. Un ejemplo para un hombre de 45 años sería emplear la siguiente fórmula: 220 – 45: lo cual daría como resultado 175 pulsaciones por minuto.

Según estos parámetros, puede determinarse que un ejercicio aeróbico es leve cuando se alcanza el 60% del número de pulsaciones por minuto.Por su parte, es moderado si está próximo al 75%, y fuerte cuando llega aproximadamente al 85% de pulsaciones por minuto. Si sobrepasa este último porcentaje, quiere decir que la actividad física realizada tiene un componente anaeróbico alto.

Estos cálculos matemáticos ha llevado a los especialistas del ámbito deportivo a sacar sus propias conclusiones. Para ellos, el ejercicio aeróbico moderado es el más efectivo. Sin embargo, si deseas realizar un entrenamiento de este tipo te recomendamos asesorarte con un profesional antes de iniciar.

Lo anteriormente expuesto es un esquema de conocimientos sobre la salud física que debería considerarse para el  bienestar propio, por tanto no debería quedarse solo en la teoría. Es necesario tomarse como un hábito para evitar enfermedades de cualquier índole y fortalecer tu resistencia aeróbica.

Deja un comentario