Remo con mancuernas. Rutinas y músculos que se trabajan

La rutina anaeróbica que realizamos como parte de nuestro plan de entrenamiento, debe estar estructura de forma tal, que la mayoría de grupos musculares se activen y puedan ser tonificados y definidos. La obligada inclusión del Remo con Mancuerna en nuestra práctica diaria, nos generará resultados satisfactorios en la zona superior del tronco, la cual involucra la espalda, los bíceps, hombros y abdominales.

Las motivaciones para abocarse a los ejercicios con pesas o mancuernas deben partir de los beneficios que aporta y el bajo-medio nivel de dificultad que conlleva realizarlas.

A pesar de que muchas personas que realizan sus entrenamientos en un gimnasio, se inclinan más por el uso de las máquinas, la mayoría diseñadas para realizar varios ejercicios; las mancuernas o pesas, siempre serán una gran alternativa para ejercitar la musculatura.  No se trata de comparaciones, ni valorar, cual metodología es mejor, ya que todo depende del gusto de cada quien.

El remo con mancuernas es un ejercicio que puedes ejecutar en el gimnasio, sin tener que esperar a que desocupen una máquina y te toque tu turno; en tu casa, también lo puedes hacer con mucha comodidad y sin tener que ocupar mucho espacio en los implementos deportivos, ya que son fáciles de guardar.

Si algún ejercicio cuenta con variedad para ser ejecutado, es el remo con mancuernas. Este se puede realizar de distintas maneras, pero siempre focalizadas en el implemento de la fuerza y un poco de coordinación.

La zona dorsal es la que más se trabaja, al igual que toda la extensión de los brazos, lo que lo convierte en un excelente ejercicio de tonificación y definición. Pero, como sucede con cada ejercicio que desees realizar, es realmente importante que la técnica de los movimientos, se realice de manera correcta para que obtengas los resultados que esperas y, sobre todo, no sufras lesiones como las contracturas o dislocación.

El peso de casa mancuerna, es un elemento con el cual se debe tener mucha precaución, siempre tomando en cuenta nuestra capacidad de levante, porque, las lesiones se pueden ocasionar no solo por una mala técnica, sino también, por exceso de fuerza. Una de las particularidades de las mancuernas, es que su efecto está dirigido a trabajar los músculos de manera directa y, a medida que el peso es mayor, los músculos se verán más comprometidos.

El remo con mancuerna es un ejercicio que indudablemente te dará los resultados que esperas, pero eso sí, debes ser constante y aplicado en su realización; no esperes que de hoy para mañana o, en una semana, tus músculos aumentarán el volumen de la forma que esperas. Recuerda que, para definir musculatura, también debes llevar una alimentación muy rica en proteínas, con muy poca presencia de carbohidratos y cero grasas.

ejercicios de remo con mancuernas

¿Cómo realizar el remo con mancuerna?

Lo primero que debes tener claro, es que, la espalda, será el área corporal a la cual se le exigirá mayor esfuerzo, tomando en cuenta, que las diferentes formas que existen para realizar el remo con mancuerna, también, fortalecerán toda la cadena de músculos que se encuentran ahí presentes.

Dependiendo el nivel de entrenamiento que tengas, debes saber con exactitud con qué cantidad de peso comenzar y con cuál terminar, porque, bien puedes hacer la rutina de remo con la misma cantidad de peso o, ir subiéndolo progresivamente.

Contar con la guía de un instructor o de un compañero que vigile la ejecución de tus movimientos, puede ser bastante pertinente, pero si no, el mismo nombre del ejercicio nos indica que debemos hacer como si estuviéramos remando un bote. Con la diferencia, que no estamos sentados, si no que estamos parados, con una rodilla apoyada en un banco y con la mirada en dirección al brazo que está elevando la mancuerna o, simplemente el suelo.

Veamos con exactitud la técnica de este tipo de ejercicio de Remo:

  1. Flexiona la rodilla izquierda y súbela en un banco, al mismo tiempo que también colocarás la mano izquierda cercana a la rodilla, apoyada en el banco también. Esta posición te permitirá trabajar los músculos ubicados del lado derecho de la espalda
  2. Sujeta la mancuerna con la mano derecha y veras que naturalmente, la pierna derecha tomará una posición extendida diagonal al suelo, la cual te permitirá mantener el equilibrio del cuerpo.
  3. El tronco quedará paralelo al piso y, por ninguna razón, la espalda deber estar encorvada, siempre debe estar derecha.
  4. Lleva hacia atrás el brazo derecho, con el codo flexionando, de manera que la mancuerna se ubique al lado de las costillas.
  5. En este punto, debes comenzar a realizar el movimiento de bajar y subir la mancuerna, en sentido hacia adelante.

El ejercicio tendrá efecto si se realiza con la espalda derecha y con movimientos lentos. Si sientes tensión en la columna y notas que esta se curva inconscientemente, lo más seguro es que estás levantando el peso equivocado, superior al que realmente deberías.

Te lo repetimos: Si no tienes cuidado con la cantidad de peso que te dispones a levantar, corres el riesgo de sufrir una lesión en el área lumbar de la columna.

Otros errores que debes evitar cometer, es girar el torso, es decir, mover la cintura, porque no tensionarás correctamente los músculos de la espalda. Tampoco, dejes de contraer el abdomen y mantener la espalda recta. No hagas el movimiento del brazo de forma desordenada, mantén la trayectoria como si en efecto estuvieras remando.

No te conformes con un solo tipo de ejercicio de remo con mancuerna

Como ya dijimos, son variadas las maneras que tienes de trabajar la espalda y demás músculos involucrados, haciendo uso de las mancuernas con el movimiento del Remo. No te centres solo en un tipo, varía.

Si los vas a hacer en tu casa o en el gimnasio y no tienes la disponibilidad de una banca, puedes elegir entre los siguientes tipos:

Remo doble: párate con las piernas separadas procurando el mismo ancho de los hombros; dobla un poco las rodillas e inclina hacia adelante el torso de manera que adopte una posición diagonal al piso. Sujeta una mancuerna con cada mano y llévalas al frente, hasta donde te den los brazos.

Empieza a remar.  Puedes hacerlo de dos maneras, la primera, es flexionando al mismo tiempo los dos codos, llevándolos hacia atrás, de manera que las mancuernas se acerquen al máximo a las costillas. Extiende nuevamente los brazos, con una velocidad moderada y vuelve a llevar los codos hacia atrás; así sucesivamente.

La segunda, también llamada Remo alternado, se diferencia de la anterior en que no movilizas los brazos al mismo tiempo, sino que, primero uno y después el otro. Mientras una mancuerna es movilizada hacia atrás, la otra se queda al frente. La mecánica de cada ejercicio es distinta, pero el resultado sigue siendo similar.

Otra variedad es el remo sentado, en la cual puedes hacer uso de una silla.  Coloca bien los glúteos en el borde de la silla o banco; flexiona las rodillas en un ángulo de 90º, que garantice la estabilidad y equilibrio del cuerpo. Toma las mancuernas, una en cada mano, lleva el pecho ligeramente hacia adelante, colocando los codos hacia atrás y alternas el movimiento de extensión y flexión de los brazos.

beneficios del remo con mancuernas

Músculos ejercitados en el remo con mancuerna

Cuando te planteas una rutina de remo con mancuernas, debes variar el tipo de ejercicio para mejorar el área muscular que deseas trabajar y no te aburras de realizar siempre lo mismo.

La espalda, que es la principal zona beneficiada al realizar remo con mancuerna, está compuesta por los siguientes músculos: el trapecio, deltoides y el dorsal ancho. Pero también, los tríceps y los bíceps, músculos ubicados en los brazos obtienen su ganancia. No podemos dejar de mencionar el abdomen, debido a que debe estar contraído en todo momento.

Rutina de ejercicios

Si eres, de los que le gusta ejercitarse, por lo menos, cinco días a la semana, te recomendamos que destines 15 minutos, 3 días a la semana, a realizar remo con mancuerna.

Día 1:

– Realiza 4 series, de 15 repeticiones de cada brazo del ejercicio básico, explicado anteriormente.

Día 2:

–  Realiza 4 series, de 15 repeticiones en cada brazo del remo doble. Trata de realizar 2 series con ambos brazos simultáneos y, las otras dos series, el remo alternado.

Día 3:

– Realiza 2 serie de 15 repeticiones de remo básico con mancuernas; 2 series de 15 repeticiones de remo alternado.

Deja un comentario