¿Qué es la pliometría? Beneficios y ejercicios

En el mundo de la actividad física, existen numerosas disciplinas en las que se pueden emplear diversas competencias físicas muy diferentes. La formación en este ámbito no se limita solamente al ejercicio muscular repetitivo esperando a que algún día este arroje un cuerpo majestuosamente formado, también es necesario conocer las distintas rutinas y los beneficios diferentes que un ejercicio puede generar en nuestro cuerpo.

Se trata de un proceso de nutrición mental, de empaparse respecto al tema para conocer cuáles son las mejores maneras de hacer ejercicio. En la medida que se apliquen entrenamientos y rutinas más efectivas, mejores serán los resultados obtenidos.

Para quienes deseen potenciar la velocidad, la modalidad de entrenamiento llamada pliometría es una buena opción. Se basa en una rutina de saltos con dinámica explosiva, variando con diferentes movimientos y saltando en diversos niveles de superficies.

De lado a lado, hacia arriba y hacia abajo, combinando giros hacia delante y hacia atrás. Eso es básicamente la pliometría. Estos ejercicios pliométricos están diseñados para mejorar la coordinación y la certeza de los movimientos, haciendo uso y potenciando la fuerza y la velocidad.

Los ejercicios pliométricos combinan a la perfección habilidades como la estabilidad, movilidad, fuerza, potencia, equilibrio y dinamismo. Con su empleo correcto, puedes mejorar la explosividad y distancia de tu salto, el sprint y el tiempo de aceleración, así como la agilidad y la coordinación de los movimientos.

pliometría

Beneficios de la pliometría

A los beneficios ya mencionados, hay que sumarles su incidencia dentro del sistema nervioso. La pliometría bien aplicada activa el sistema nervioso central, y mejora su elasticidad y resistencia ante cualquier amenaza.

  • Sobre el músculo, particularmente, los ejercicios pliométricos estimulan las fibras de contracción rápida, generando fuerza más rápidamente que otras rutinas.
  • Estos ejercicios alargan el músculo para, seguidamente, acortarlo rápido. En este proceso se utilizan las herramientas mecánicas de nuestro cuerpo para reflejar el estiramiento, así como la energía elástica almacenada para dar más potencia.
  • Propicia un aumento de la velocidad y la potencia, gastando una menor cantidad de energía.
  • La elasticidad es uno de los aspectos que más se trabaja en estas rutinas. El proceso de estiramiento consiste en anclar un extremo del músculo y, a través del movimiento, estirarlo desde el otro extremo. Es este proceso el que permite liberar grandes cantidades de energía.

Mejorar la elasticidad del cuerpo no solo implica que obtendrás más potencia para mejorar el salto, la carrera o la asertividad de los movimientos, sino que también se reducen las posibilidades de incurrir en lesiones musculares.

Una correcta elasticidad, permitirá la desaceleración de movimientos drásticos que pueden causar rupturas o excesivos estiramientos del músculo, por lo que a mayor capacidad elástica, el cuerpo podrá soportar cada vez más cargas rápidas.

pliometría

¿Cómo hacer ejercicios pliométricos?

La principal diferencia entre una rutina de ejercicios pliométricos y otra, recae en si se aplica carga sobre el cuerpo al realizarlos. Con peso, básicamente estamos ante las clásicas sentadillas, ya que combinar esta carga con saltos puede devenir en un uso excesivo del músculo.

Los ejercicios sin cargas se basan en la realización de saltos continuos en un circuito de alturas variables. A mayor altura, mayor dificultad. El primer nivel de estos ejercicios es un circuito simple, delimitado por aros de plástico sobre los cuales caer al finalizar el salto. Culminado el recorrido, que debe ser corto en un principio, se repite la rutina.

De forma progresiva se irá aumentando la dificultad al añadir más aros al circuito, variando también las superficies desde las cuales se haga el salto. Un circuito formado por obstáculos de diversos tamaños, dispuestos en todos los sentidos, cubriendo tanto el sector izquierdo como el derecho, el frente y a las espaldas, se conforma solo cuando las rutinas más sencillas ya no suponen una fatiga muscular, o al menos cuando esta sea tolerable para el músculo.

La dinámica de cada uno de los saltos debe ser explosiva, rápida, y deben realizarse de forma continua hasta finalizar el recorrido. Acompaña estos ejercicios con una adecuada hidratación, y con ejercicios de estiramiento para evitar las lesiones causadas por el desgaste muscular.

Deja un comentario