Beneficios de la posición de cuclillas

La posición de cuclillas, en sí es mucho más importante, debido a los múltiples beneficios que recibimos cuando adoptamos esta posición. Aun cuando era realmente un ejercicio molesto cuando se nos pedía en las clases de educación física, hoy por hoy se ha demostrado, que puede resultar muy beneficiosa.

Desde nuestras primeras clases de educación física y deporte, en la escuela, escuchamos nombrar esta posición, que realmente, es una de las que más fácil resulta ejecutar, pero a su vez, es una de las más tediosas de realizar, por todo lo que esta implica.

En algunas culturas, como en la India, por ejemplo, los nativos de la zona, adoptan esta posición de manera tan natural, que parece hasta que disfrutan estar en esa posición. Sin embargo, otras no. No soportan tanto tiempo en esa posición, por lo que ideado cada vez más comodidades en cuanto a sillas.

En esta posición, se busca dejar los talones bien fijos en el suelo, mientras que los glúteos casi rozan el suelo. En la India, por ejemplo, esta posición la adoptan desde los más jóvenes hasta los más viejos.

Pero, en el caso de algunas personas, lo más cercano a esta posición que logran, es agacharse, pero inevitablemente, no cuentan la elasticidad en los tendones y articulaciones como para adoptar la posición sin despegar los talones del suelo.

Algunas personas de la cultura india afirman que mientras hacen yoga, han podido descansar en esta posición durante años. Caso contrario, en una oficina, luego de pocas semanas, comienzan los malestares de espalda, columna y cervical. Eso representa un punto a favor, para la posición de cuclillas.

Al colocarse de cuclillas, nuestro cuerpo recibe diversos beneficios, como, por ejemplo, en la tonificación de las piernas, motivo de la sentadilla que se realiza al adoptar la posición, mientras que permite trabajar en la elasticidad y correcto funcionamiento y elasticidad de los ligamentos, coyunturas y músculos.

posición de cuclillas

¿Cómo puede mejorarte la vida?

Adoptar esta posición puede, y en efecto, trae una gran cantidad de beneficios a nuestro día a día. Desde ayudar al mejor vaciado de los intestinos a la hora de defecar, o hasta mejorar la elasticidad de los músculos o ligamentos de las piernas.

Estar de cuclillas, es una posición que genera menos repercusiones que estar sentado durante un periodo de tiempo extendido. Médicamente se ha comprobado que no daña ni perjudica la columna, ni la espalda, ni la cervical, como lo puede hacer el trabajo en una oficina.

Incluso para mujeres en labor de parto, es una de las más recomendadas, ya que en el preciso momento cuando el bebé se encuentra en la fase expulsiva, listo para salir, es una de las más efectivas posturas, y es la que se busca simular con las camillas dispuestas especialmente para el parto.

Médicamente está comprobado que un metabolismo con piernas más fuertes, quema más azúcar, por lo que puede favorecer a los pacientes diabéticos. Además, de que ayuda a mejorar la postura, y eliminar los dolores de espalda y cuello.

Estás en cuclillas, ayuda a mejorar el desempeño deportivo, la resistencia, la capacidad aeróbica, y anaeróbica, ayudando a la mejora de la fuerza en todo el cuerpo, y aumentando la expectativa de vida.

posición de cuclillas

6 razones de por qué es beneficioso la posición de cuclillas

Adoptar adecuadamente la posición de cuclillas, puede generar grandes efectos positivos en nuestra vida, por sencillo o imposible que pueda sonar esta afirmación.

Es ideal para los pacientes con diabetes: estudios clínicos han comprobado que una persona con piernas fuertes, quema mucha más azúcar que una persona que no ejercita sus piernas. Debido a esto, la posición de cuclillas, resultaría un aliado especial para los que tienen este padecimiento.

Muchos son los ejercicios, en cuyo desarrollo se pide adoptar esta posición. Esto, entre otras cosas, resultará en unas piernas más firmes, elásticas, resistentes, y el cuerpo terminará quemando muchas más azúcares, generando avances en cuanto al tratamiento de la diabetes. Es importante resaltar que es únicamente en casos de hiperglucemia.

Ayuda a defecar mejor: Médicamente se ha comprobado que la mejor forma para defecar, es en cuclillas, ya que permite vaciar por completo los intestinos de la materia fecal. Además, es ideal para los bebés, cuando pasan demasiado rato sin poder defecar.

Recordando el hecho que, en nuestros baños tenemos inodoros, y resulta realmente complicado adoptar esta posición sobre un inodoro, por los riesgos de caídas que implican, bien se podría apoyar los pies sobre un banco pequeño, a fin de simular la posición lo más posible.

Ayuda en el parto: aun cuando no es recomendada para el momento en que el bebé se conduce por el canal de parto, una vez el parto ha llegado al momento de expulsión es la más recomendada. Tanto así es, que todas las clínicas, hospitales, y centros asistenciales están dotados de camillas especiales para el parto que simulan esta posición.

Es mejor que estar sentado en una silla: estar en una silla es una posición pasiva, mientras que estar en cuclillas, es una posición activa. Además, al cabo de ratos prolongados de tiempo en una silla, la espalda empieza a mostrar las repercusiones de esto, mientras que estar en cuclillas, no trae repercusiones a niveles lumbares.

Combate los dolores lumbares y mejor la postura de la columna: un problema que golpea a millones de personas en el mundo, son los dolores lumbares, de columna, o de cuello, derivados del trabajo en una oficina, o de adoptar una mala postura durante demasiado tiempo.

Estar en cuclillas, favorece la fuerza lumbar, disminuyendo los dolores, y favoreciendo a la postura de nuestra espalda.

Te hace lucir mejor: unas piernas tonificadas, un abdomen firme, una postura erguida, unos glúteos firmes y redondos, son parte de los beneficios que se obtienen, mientras se está de cuclillas, y esto es sin duda, el sueño de muchas mujeres y hombres en el mundo entero.

Deja un comentario