¿Por qué dan calambres en las piernas y cómo prevenirlos?

¿Has sufrido calambres intensos en las piernas y deseas saber sus causas? Por lo general son inofensivos y no tienen razones subyacentes o aparentes, también pueden deberse a algún síntoma secundario por una condición de salud como enfermedad del hígado, el embarazo o algunos medicamentos.

Un calambre puede durar unos 10 minutos o unos pocos segundos, en algunos casos se puede observar o palpar un bulto de tejido muscular en el área afectada. Son provocados cuando los músculos se contraen inesperadamente y sin control, causando tensión y dolor. Posteriormente puede haber sensibilidad y molestia por algunas horas.  

Habitualmente los músculos más afectados son los de la pantorrilla o músculo gastrocnemio, el cual se encuentra desde la rodilla al tobillo en la parte trasera. También puede afectar cualquier otra zona de los pies y piernas como músculos de la parte frontal o cuádriceps y la parte trasera o isquiotibiales. Un gran segmento de ellos, ocurren durante las horas de sueño nocturnas.

Visita a un médico si los calambres son muy frecuentes y afectan tu día a día. Este te examinará y preguntará sobre los síntomas. Si él determina que podrían deberse a otra enfermedad, al presentar síntomas como hinchazón o entumecimiento, mandará a hacer una serie de exámenes de orina y sangre, para descartar afecciones y llegar a un diagnóstico acertado.

Causas de los calambres en las piernas

Si no son provocados por una razón aparente como una enfermedad, son llamados espasmos musculares idiopáticos ¿Por qué dan calambres en las piernas de forma subyacente? Entre las posibles causas se encuentran:

  • Un esfuerzo excesivo, como por muchos ejercicios o actividad inusualmente fuerte.
  • La limitada provisión de sangre repentina al músculo.
  • Movimiento nervioso anormal en las horas de sueño.
  • Acortamiento de los tendones provocado por la vejez.

¿Por qué dan calambres en las piernas por enfermedades secundarias?

  • El peso ganado durante el embarazo puede hacer que se tensionan los músculos de las piernas.
  • Los niveles bajos de sal provocados por la deshidratación hacen que aparezcan los espasmos y los dolores.
  • Por enfermedades que afectan los nervios de los músculos o neurológicas como neuropatía periférica o afecciones de la neurona motora.
  • Las sustancias tóxicas en el organismo como el mercurio o plomo suelen causar calambres.
  • Por problemas hepáticos al acumularse toxinas en el fluido sanguíneo.
  • Infecciones como el tétanos u otro tipo bacteriana.
  • Mala circulación de sangre.
  • Tener actividad en altas temperaturas.
  • Problemas como estenosis espinal o pies planos.
  • Mantener una misma posición corporal por mucho tiempo.
  • Una lesión de la médula espinal.
  • Enfermedades de la tiroides y riñones.
  • Deficiencia de potasio, calcio y magnesio.
  • Agotamiento del músculo.
  • Un nervio presionado en la espalda o cuello.

por qué dan calambres en las piernas

¿Por qué dan calambres en las piernas algunos medicamentos? En muchas ocasiones eliminan el agua del cuerpo provocando también la disminución de sal del organismo, también pueden hacer que algunos minerales como el calcio o el magnesio se pierdan al ser diuréticos. Lo importante es que consultes con tu médico, y no dejes de tomar ninguna medicina antes de hablarlo con él. Probablemente te ajuste la dosis. Algunos de los que pueden afectar son:

Diuréticos. Para tratamientos de insuficiencia cardíaca, ciertos tipos de enfermedad renal y presión arterial alta. Expulsan el agua del cuerpo.

Nifedipina. Para tratar el fenómeno de Raynaud y la angina.

Raloxifeno.  Para prevenir la osteoporosis.

Estatinas y ácido nicotínico. Para el colesterol alto.

¿Cómo tratar los calambres en las piernas?

En muchas ocasiones pueden calmarse realizando estiramientos o ejercicios. Estos ayudarán a disminuir la frecuencia con la que se presentan. Una rutina diaria generalmente permite mejorar la situación.  

Los medicamentos son recetados en casos más extremos cuando el músculo no responde de forma positiva a los estiramientos y ejercicios mandados por el especialista. Los causados durante el embarazo finalizan luego del parto.

Si el calambre es causado por otra enfermedad, normalmente el tratamiento para esta también alivia los dolores y espasmos. A menos que sea causado por un padecimiento del hígado, con los cuales son más difíciles de reducir. Los médicos suelen recetar relajantes musculares.

Ejercicios para tratar los calambres de las piernas

  • Estira la pierna y masajea el músculo que duele y tiene el espasmo muscular.
  • Para el músculo de la pantorrilla puedes estirar levantado el pie hacia arriba hasta que los dedos están apuntando la espinilla.  
  • Camina por unos minutos sobre los talones.
  • Para evitar que regresen, estira tres veces por día los músculos que suelen tener calambres.  
  • Colócate frente a una pared con un metro de separación, con los talones pegados al suelo, y luego te impulsas hacia delante apoyando las manos. Esto hará que toda la pantorrilla se estire.
  • Agárrate de la pared o una silla, toma el pie con la rodilla doblada y llévalo al glúteo.
  • Pon tu peso sobre la pierna adolorida y flexiona un poco.
  • Acuéstate con la pierna extendida y agarra el pie para estirar hacia la cabeza.
  • Toma un baño con sales relajantes.
  • Coloca calor en la zona con almohadillas.

¿Cuándo visitar al médico por calambres?

  • Si tienen una duración de más de diez minutos de forma frecuente.
  • Al tener cambios en la piel, enrojecimiento o inflamación.
  • Si no mejoran con el tiempo, a pesar de los estiramientos de la pantorrilla.
  • Presentan debilidad muscular.
  • Comenzó con una cortada, por una posible infección bacteriana.
  • Si has estado expuesto al plomo, mercurio o alguna otra sustancia tóxica o veneno.

Medicamentos para mejorar el dolor de los calambres

Los analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol pueden ayudar con los espasmos musculares, si este persiste por algún tiempo.

Se cree que la quinina puede remediar los calambres en las piernas, pero debe ser recetada por un médico ya que puede tener diferentes efectos secundarios como dolor de cabeza, tinnitus o zumbido de oídos, náuseas, confusión, acaloramientos, problemas de visión y trombocitopenia que aumenta el riesgo de sangrado profuso.

Por estos posibles riesgos se prescribe bajo supervisión médica cuando las rutinas de ejercicios no han resultado y el dolor y los espasmos musculares perturban la calidad de vida.  

por qué dan calambres en las piernas

¿Cómo prevenir los calambres?

  • Toma suficiente agua cada día. La deshidratación promueve la aparición de espasmos y dolores musculares.
  • Come alimentos saludables con muchos nutrientes, vitaminas y minerales.
  • Estira el cuerpo apropiadamente antes de comenzar tu rutina de ejercicio.
  • Toma suplementos de magnesio y potasio.
  • Utiliza un calzado con apoyo, para mejorar la posición del pie, la circulación e impedir problemas con los nervios.  
  • Cambia de posición al dormir para evitar que los pies estén tensionados.
  • Si tienes calambres nocturnos estira antes de acostarte o haz ejercicio por unos minutos en una bicicleta estática.
  • No uses ropa de cama muy pesada o tensionada que afecte tus pies.
  • Toma jugo de pepinillos, el cual se cree que ayuda a prevenirlos.
  • Aplica calor en la zona.

Factores que incrementan el riesgo de calambres

  • Las personas mayores presentan una posibilidad más alta de manifestar este padecimiento, al perder la masa muscular con la edad. Esto ocasiona que el músculo que queda se tensione y estresa más rápido.
  • Durante el embarazo también son bastante usuales por el peso ganado y la retención de líquido.
  • Los deportistas que entrenan o compiten en climas muy cálidos pueden presentar calambres ocasionados por la deshidratación.
  • Enfermedades de la tiroides, los nervios, diabetes o hígado aumentan el riesgo de presentar calambres.
  • El sedentarismo puede incrementar la propensión, al no hacer los movimientos que los músculos necesitan con regularidad.
  • Los atletas que no estiran debidamente antes de comenzar o que se sobrecargan de trabajo pueden sufrir estos espasmos.

Calambres durante el embarazo

Es más frecuente que comiencen durante el segundo trimestre y pueden hacerse más usuales y fuertes con el paso de las semanas con el crecimiento del vientre. Los espasmos musculares suelen ocurrir más durante la noche pero también se presentan durante el día.

¿Por qué dan calambres en las piernas durante el embarazo? Aunque no se sabe con certeza cuáles son las razones que los provocan, se supone que las causas recaen en el agotamiento que podrían presentar las piernas por el peso adicional.

También se cree que puedan deberse a la retención de líquidos que causa hinchazón.

La inflamación de las piernas y calambres pueden ser provocados por la presión que causa el crecimiento del útero sobre los vasos sanguíneos encargados de trasladar la sangre desde las piernas al corazón.

Puedes tratar los calambres durante el embarazo con ejercicios de estiramiento y colocando bolsas de agua caliente por unos minutos. También funcionan los baños relajantes. Masajea la zona afectada después de un calambre, esto te ayudará a aliviar la secuela del dolor.

Aunque los estudios han demostrado que no se presentan cambios significativos con los métodos para prevenir los calambres durante el embarazo, no está de más que tomes tus suplementos de vitaminas prenatales y minerales, con magnesio, calcio y potasio.

Para prever se recomienda no estar mucho tiempo con las piernas en mala posición como cruzadas, o sentada o de pie por largo períodos. Además los baños de agua caliente antes de dormir son buenos para relajar el cuerpo.

Estar hidratada también es de gran importancia durante el embarazo, y caminar ayuda a tener una mejor circulación. Ten presentes las indicaciones de tu médico, si te prohibieron cualquier tipo de actividad no realices caminatas.

Mantener estirados los músculos y en movimiento también es bueno para impedir que se presenten con frecuencia los espasmos. No olvides flexionar los músculos por la noche antes de dormir. Mueve los pies y los dedos para promover la circulación en la zona y haz rotaciones a los tobillos, mientras estés sentada o acostada.

En caso de tener dolor y calambres recurrentes informa a tu médico. Está atenta a la inflamación de las piernas, no deberían presentar sensibilidad, ni enrojecimiento, ni estar caliente al tacto. Durante el embarazo podría presentarse tromboembolismo venoso, que es causado por un coágulo en las arterias, aunque no se presenta regularmente, es una afección peligrosa y debes estar atenta de los síntomas antes mencionados para acudir al doctor inmediatamente.

Deja un comentario