¿Para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol? Contraindicaciones

Es un antibiótico indicado para infecciones bacterianas. Uno de los más esenciales incluido en la lista de la Organización mundial de la Salud por su importancia. Está conformado por dos agentes antimicrobianos que se unen para atacar un gran número de bacterias. Se usa en tratamientos oculares, de la vejiga, los oídos, los riñones, entre otros.

Este antibiótico trabaja bloqueando las enzimas que se encargan de elaborar ácido fólico, el cual es primordial para la restauración y síntesis del ADN. Es por ello que se debe tener cuidado en pacientes con bajos niveles de ácido fólico en el organismo.

Divididos el trimetoprima y la sulfametoxazol paralizan la reproducción y desarrollo de bacterias, pero unidos logran matar los microorganismos. Además de los gérmenes también actúa contra protozoarios y hongos.  

Usos comunes de la trimetoprima con sulfametoxazol

¿Para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol en infecciones genitourinarias? En casos de pielocistitis, uretritis, gonocócicas, cistitis aguda o crónica y pielonefritis, es muy empleada. También para afecciones de la piel como forúnculos, heridas infectadas, piodermias y abscesos.

Se usa además para infecciones del sistema digestivo como gastroen­teritis, tifoidea, disentería bacilar y paratifoidea. Para problemas oculares como septicemias, sepsis neonatal, peritonitis, conjuntivitis y blefaritis ¿Para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol en infecciones respiratorias inferiores y superiores? Es indicada en casos de faringitis, bronconeumonía, traqueítis, neumonía, bronquitis aguda o crónica, rinitis, amigdalitis y sinusitis.

Recomendaciones al tomar trimetoprima con sulfametoxazol

Está contraindicada en personas con alergias a trimetoprim y a sulfamidas. Tampoco debe administrarse en pacientes con disfunción hepática, insuficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, disfunción renal y porfiria.

En tratamientos por largos períodos o con altas cantidades debe comprobarse la mejoría, además de exámenes de sangre para detectar si se han producido alteraciones. También las pruebas de orina podrán comprobar si se están produciendo cálculos renales.

No debe administrarse si la creatinina es menor de 15 ml/min.

Al poder cruzar la barrera o protección de la placenta, las mujeres embarazadas no deben tomar trimetoprima con sulfametoxazol, para evitar daños en el feto.

La sulfamida podría causar kernicterus en recién nacidos. Las madres lactantes deben tomar en cuenta antes de comenzar un tratamiento, al estar contraindicado en bebés menores de 6 meses. Se puede producir además hiperbilirrubinemia durante los primeros quince días después del nacimiento.

Otra afección que puede presentarse en neonatos es anemia hemolítica e insuficiencia de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.

No debes tomar si tienes una deficiencia de ácido fólico.

También debes evitar la exposición al sol, este medicamento puede hacer que te quemes con mayor facilidad.

para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol

Efectos secundarios trimetoprima con sulfametoxazol

Entre los efectos adversos que puede ocasionar la toma de este antibiótico están: pérdida de apetito, vómito, mareos, náuseas, diarrea, sensibilidad cutánea al sol, erupción, dolor de cabeza, comezón, dolor de garganta, color amarillo en los ojos, agranulocitosis, síndrome de Lyell o dificultad para deglutir, hematomas, dolor articular, fiebre, piel pálida, neutropenia, palidez, coloración azulada de las uñas o dolor muscular.

Efectos junto a otros fármacos

Se podría acrecentar el efecto hipotrómbico con anticoagulantes warfarínicos.

Incremento de trombocitopenia con púrpura en personas de la tercera edad con tratamientos diuréticos.

Puede crear toxicidad con anticonvulsivos de la familia de hidantoína, con hipoglucemiantes o con anticoagulantes.

Se aumentan los efectos leucopénicos con depresores de la médula ósea.

Reduce la confiabilidad de los anticonceptivos orales y puede presentarse sangrados intermenstruales.

Aumenta los riesgos de toxicidad junto a hemolíticos.

¿Cómo tomar trimetoprima con sulfametoxazol?

Por vía oral la administración será cada 12 horas. Para infecciones agudas se indica por lo general, por cinco días, pero puede extenderse si no se observa mejoría. Si tras siete días de tratamiento no hay cambios, se deberá evaluar nuevamente la condición para administrar otro tratamiento o dosis.

Se debe tomar una hora antes de la comida o dos horas después, cuando el estómago esté vacío, a menos que tengas náuseas, en ese caso ingiere junto a los alimentos.

En caso de sobredosis se debe beber muchos líquidos para aumentar la micción, y así eliminar más rápido el fármaco del organismo.

Puede estar comercializado como trimetoprima 160 miligramos con sulfametoxazol 800 miligramos, y sulfametoxazol 400 miligramos con trimetoprima 80 miligramos.   

Para casos graves de bronquitis mayormente se indica una pastilla de 800 miligramos de sulfametoxazol y 160 miligramos trimetoprima durante 10 o 14 días cada 12 horas.

En cistitis, 3 días de tratamiento, cada 12 horas, una pastilla de 800 y 160 miligramos.

Para prostatitis se indica una pastilla de 800 y 160 miligramos por 14 días cada 12 horas.

Para diarreas provocadas por bacterias una pastilla cada 12 horas de 800 y 160 miligramos por un período de 5 días.

En neumonías se realiza un tratamiento de 4 dosis al día, cada 6 horas, por 14 o 21 días. Y la cantidad dependerá del peso del paciente.

Para pielonefritis, 3 días cada 12 horas, una tableta de 800 y 160 miligramos.

Indicaciones sobre los antibióticos

No tomes los fármacos de otra persona, cada uno es administrado para una afección específica.

No debes tomar más tiempo del indicado o en dosis mayores o menores, esto podría ocasionar resistencia a los antibióticos.

Los antibióticos deben ser tomados por indicación médica, no tomes cuando presentas resfriados, gripes u otros virus, ya que no tienen efecto.

Debes decirle a tu médico las alergias que tienes.

También tienes que mencionar durante la consulta qué otros medicamentos y suplementos vitamínicos estás tomando, ya que podrían causar reacción.

Toma abundante líquido.

Debes mantener informado a tu médico si estás embarazada o amamantando.

Come yogur u otros alimentos probióticos para mantener saludable la flora intestinal mientras tomas antibióticos.

Indica a tu doctor si has sufrido del riñón, del hígado o de anemia.

No ingieras alcohol durante el tratamiento.

Si olvidas una dosis, toma inmediatamente cuando lo recuerdes. Si es hora de la siguiente, no tomes una dosis doble, solo ignora la anterior.

No dejes de tomar la dosis indicada si sientes mejoría, la infección podría regresar o crear resistencia si no tomas la prescripción completa.

Mantén los antibióticos alejados del alcance de los niños.

Preserva el medicamento en un ambiente no muy caluroso, ni húmedo.

Informa a tu doctor de cualquier efecto adverso y acude a todas las citas médicas.

para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol

¿Con qué nombres comerciales puedes encontrar la trimetoprima con sulfametoxazol?

Puedes conseguirlo de forma genérica o según las marcas comerciales que han salido en las cuatro décadas que tiene el fármaco industrializándose. El más reconocido y antiguo es el Bactrim, también tienes Bactrimel, Dertrin, Soltrim, Vanadyl, Apotrinelax, Sufinam, Bactropin, Tribakin, Polibatrin, Septrin, Septoprim, Bactiver, Trisolvat, Cotrimox, Sulfametox y Sulfawal.

Bacterias que ataca la trimetoprima con sulfametoxazol

¿Para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol? En el aparato gastrointestinal combate: Shigella sp., Yersinia, Salmonella sp., E. coli enterotoxênica, Vibrio cholerae y los protozoarios Isospora belli y Cyclospora cayetanensis.

Las bacterias susceptibles a este antibiótico de las vías respiratorias son: Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis, Streptococcus pneumoniae y Pneumocystis jirovecii que es un hongo.

¿Para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol? Combate los microorganismos del tracto urinario como: Proteus mirabilis, Klebsiella pneumonia, Morganella morganii, Escherichia coli, Enterobacter sp.

Trimetoprima con sulfametoxazol en niños

Puedes conseguirlo de forma líquida o en tabletas.

Debes indicar si tu hijo tiene alguna alergia o si padece de anemia o de enfermedad del hígado o del riñón.

Cumple a cabalidad la indicación médica, sin saltarte dosis, doblar la administración o descontinuar la toma.

Selecciona un horario adecuado para tu hijo y dale la dosis todos los días a la misma hora.

Si el antibiótico es líquido, agita antes de dárselo y mide bien la cantidad.

Intenta que tome la indicación con el estómago vacío, a menos que tenga náuseas.

Si está tomando pastillas y le cuesta tragar puedes triturar.

Puede presentar efectos adversos como dolores estomacales, vómitos, cólicos, dolor de cabeza, diarrea o pérdida del apetito.

Ofrece yogur a tu hijo para prevenir problemas del tracto intestinal y mejorar la flora bacteriana.

No debes exponerlo al sol, debido a que el medicamento lo hace más susceptible.

Indica al médico antes de una cirugía o revisión dental si tu hijo está tomando el antibiótico.

En una toma larga tu hijo puede necesitar exámenes de sangre para evaluar el conteo.

Contacta al pediatra si presenta síntomas como: sangrados, dolor de garganta, rigidez en el cuello, hematomas, fiebre, mala cicatrización, dolores articulares, problemas para respirar, confusión mental, orina oscura, piel enrojecida, dolor de cabeza fuerte, sarpullido, cansancio, dolores musculares, uñas o piel azuladas, picazón o piel amarillenta.

Trimetoprima con sulfametoxazol para animales

Este antibiótico tiene una gran asimilación, con una excelente combinación y efecto en el organismo de los animales. Posee un Ph neutro y baja toxicidad, además reduce el peligro de resistencia.  

¿Para qué sirve la trimetoprima con sulfametoxazol en animales? Puede usarse en afecciones como: cólera, salmonelosis, enfermedad respiratorias crónicas por Colibacilosis y E.coli, tifosis, infecciones por estafilococos y estreptococos, coriza infecciosa, por vacunaciones, en cambios de ambiente o de temperatura, infecciones secundarias o situaciones de estrés.

La dosis indicada generalmente es de un mililitro por litro de agua durante 3 a 6 días. O de acuerdo al peso del animal.

Deja un comentario