Los beneficios que aporta el pilates a nuestra salud

El pilates es una de las actividades físicas más completas que se pueden realizar a diario y que beneficia en muchos sentidos nuestra salud. Mejorar nuestra postura, elevar nuestra flexibilidad y liberar el estrés son tan solo algunas de las ventajas. 

Cada vez son más las personas que se suman a practicar pilates Barcelona. Lo que comienza como una manera más de realizar alguna actividad física para bajar de peso, termina siendo una práctica que cambia por completo el estilo de vida y la salud, tanto física como mental. 

Otra de las indiscutibles ventajas es que el pilates nos ayuda a mejorar el estado de toda nuestra musculatura. Además, nos permite combatir algunos trastornos nerviosos como la ansiedad y el estrés. 

Los principales beneficios del pilates 

Podrás bajar de peso de forma progresiva. Practicar esta disciplina es una de las mejores formas de activar y acelerar nuestro metabolismo, el cual es el que permite regular el ritmo del gasto de energía. Al provocar su aceleramiento, logramos aumentar la sudoración y temperatura corporal, así como la quema de calorías. 

Una de las mejores estrategias si lo que deseas realmente es bajar de peso, es combinar la práctica de pilates con otro tipo de ejercicio aeróbico como correr, nadar, andar en bicicleta o simplemente, caminar. De esta manera podremos obtener un perfecto equilibrio entre las actividades que apuntan a la tonificación y otras que son más cardiovasculares. Es la estrategia ideal para adelgazar y cuidar tu masa muscular.

Puedes tonificar sin riesgos de lesiones.  Hacer pilates además de ayudarte a tonificar y moldear toda tu musculatura, te proporcionará fuerza y podrás aumentar tus niveles de resistencia. Esta disciplina física logra trabajar todos los músculos que es una diferencia notable que la hace destacar sobre otros deportes. 

Gracias a que los ejercicios que se realizan se llevan a cabo utilizando el propio peso de nuestro cuerpo, evitamos tener lesiones. En otras condiciones de la práctica se usan pesas livianas, pelotas, correas o bandas elásticas, implementos que son sencillos de usar y, definitivamente, aminoran el riesgo de sufrir cualquier tipo de accidente mientras se desarrolla la práctica. 

El pilates moldea tu figura. Al poder bajar de peso y además, tonificar todos tus músculos, logras darle un perfecto moldeo a tu figura. Cintura y caderas se verán mucho más definidas. Debido a que el músculo no gana volumen, tu figura se verá estilizada y con una bonita silueta. 

Puedes mejorar tu postura. Todo lo que hemos comentado anteriormente, trae como resultado implícito que puedes mejorar toda tu postura corporal. Gracias a la fuerza que ganas practicando esta actividad, obtendrás dorsales y lumbares más firmes y podrás mantenerte erguida y con una mejor postura, en términos generales. 

Agradecerás tener una excelente flexibilidad. Los estiramientos son parte de la rutina del pilates. Estos se hacen tanto al principio como al final de la rutina y servirán para que puedas trabajar correctamente cada músculo. Esta es una técnica que también te protege de sufrir lesiones, problemas de articulación o desgarres musculares. 

Olvida el estrés. Debemos estar claros que la práctica de cualquier actividad deportiva ayuda con esto, pero el pilates, al requerir de mayores niveles de concentración y de coordinación de movimiento, logra ocupar mucho más la mente que en otro tipo de disciplinas, por lo que podrás despejarte y alejar todo tipo de precauciones que se acumulan durante el día. 

Incluso, estudios recientes han determinado que practicar pilates ayuda a cuidar nuestra salud mental, así que no hay excusas. ¡Hagamos pilates!  

Deja un comentario