Los mejores ejercicios para las piernas

Una de las grandes preocupaciones en mujeres y hombres, amantes del buen físico, de las horas de gym, y de la vida fitness es como lucir unas piernas realmente tonificadas y envidiables, en cualquier lugar donde vayan. Esto, solo es posible realizando la serie de ejercicios correctos.

Ocho de cada diez mujeres en el mundo manifiestan no sentirse a gusto con su cuerpo. 4 de las mismas diez afirman que, realizan una rutina de ejercicios recomendada, siempre que esté de resultados reales, pero solo dos de las mismas diez trabajan con dedicación y constancia hasta verlos resultados.

Uno de los puntos de mayor inconformidad en la población, gira en torno a las piernas. Desde cómo lucir unas piernas más tonificadas, hasta cómo realzar los glúteos, eliminar la grasa acumulada en las caderas, como aumentar el tamaño de los músculos de las piernas, y más.

Para esto, muchos entrenadores han desarrollada largas y tediosas rutinas, que terminan por fatigar el músculo, pero no dan al cuerpo los resultados esperados. Otras rutinas, por su parte, no se adaptan realmente a las necesidades de todas las personas, ya que cada quien tiene un cuerpo y metabolismo diferente.

Lo primero que se debe entender es que, tras iniciar una rutina de ejercicios, los cambios son 50% mente, 50% físico. Si tu mente logra ver los cambios, estos se reflejarán en tu físico. Sin embargo, si tu mente está negativa, y poco animada ante la rutina de ejercicios, los cambios jamás se presentarán.

Realiza ejercicios para piernas

Una de las mayores motivaciones al asistir a un gimnasio, o realizar una rutina de ejercicios en casa, es lucir unas piernas torneadas, con músculos definidos, y para nada flácidos. Y esto, no solo en las mujeres, sino también en hombres, que buscan tener un cuerpo uniforme, y no formar y definir solamente la parte superior del cuerpo.

De más está recordar que, una rutina de ejercicios siempre debe estar acompañada de una buena alimentación, si lo que se quiere es obtener los mejores resultados. Además, el metabolismo de cada persona trabaja de una forma muy diferente, por lo que, una rutina de ejercicios podría surtir algunos efectos en algunas personas, pero en otras, surtir otros totalmente distintos.

Los ejercicios para las piernas, no solo te hacen lucir unas mejores piernas, sino también favorece altamente la salud del cuerpo humano, a tal punto que te preparan y adiestran para las distintas circunstancias que puedan surgir en el día a día.

Escoger una rutina de ejercicios, es un tema que debe tomarse con toda la calma y sobre todo, profesionalismo en el asunto. Además, se debe procurar realizar los ejercicios de la forma más correcta posible, a fin de que se eviten lesiones y los efectos positivos de este, se puedan hacer visibles.

Desde una buena alimentación, la ambientación del lugar de ejercicios, una postura adecuada, mucha motivación, constancia, y perseverancia, constituyen los pilares fundamentales para que la rutina de ejercicios a desarrollar sea efectiva, y para nada e vuelva tediosa o monótona.

Además, se debe recordar que los músculos necesitan descanso, para poderse recuperar del entrenamiento, en el que se exponen al cansancio y desgaste. Al igual que con el resto de los músculos del cuerpo, los músculos de las piernas deben descansar, y no ser sobrecargados, para que estos funcionen correctamente.

Por otra parte, se deben alternar los ejercicios, e ir aumentando las repeticiones y series, a medida que se vayan adquiriendo condiciones. No se puede empezar desde el primer día con un ejercicio calificado para personas que tienen tiempo de entrenamiento.

Por otra parte, los ejercicios para las piernas, siempre deben estar acostumbrados por ejercicios de cardio, como trotar o las caminatas. Esto, ayuda al proceso de carga de los músculos, para que, al momento de realizar la rutina de ejercicios, estos mismos pidan el ejercicio, y muestran la capacidad total de estos.

El calentamiento es fundamental, por lo que se recomienda, calentar y estirar los músculos tanto antes, como después del entrenamiento. Esto es fundamental, si se quieren evitar los típicos agallones propios de las rutinas de ejercicios, cuando se está comenzando.

ejercicios para las piernas

Sentadillas

Este, evidentemente es el primero de los ejercicios a resaltar para las piernas, ya que su efectividad está más que comprobada. Es sencillo, fácil y posible de hacer por absolutamente todas las personas.

Se separan los pies, al ancho de los hombros. Y por nada del mundo se despegan del suelo durante ningún momento del ejercicio. Las manos, se pueden entrelazar a la altura del pecho. Y se procede a bajar la cadera, tan abajo como sea posible, según la flexibilidad de la persona.

Es importante resaltar que la respiración e importante en este ejercicio. Si se inhala aire, mientras este está en desarrollo, o sea, a media sentadilla, puede generar gases, que terminan doliendo e incomodando. Por lo cual se recomienda, inhalar en la posición inicial, y exhalar cuando se vuelve a estar en esa posición.

Convendría iniciar, con 4 series de 15 repeticiones, y gradualmente ir aumentando el número de repeticiones y series, a medida que se ganen condiciones físicas.

Sentadilla muerta

En cuanto al procedimiento, es igual al de una sentadilla, con la única diferencia que, mientras se está abajo, el cuerpo permanece en esa posición, durante tres segundos, y se procede a subir nuevamente el torso.

Es decir, con los pies separados al ancho de los hombros, sin despegar los talones del suelo, se baja la cadera, tan abajo como sea posible, al llegar abajo, se queda en esa posición por tres segundos, y se procede a subir. Igualmente, cuidando la respiración durante todo el ejercicio.

Se recomienda empezar con al menos 4 series de 12 repeticiones cada una.

ejercicios para las piernas

Zancadas

Este ejercicio no solo tonificará tus piernas, sino que también te hará hacer cardio, lo cual favorecerá tu respiración y resistencia. En todas las modalidades de hacerlo, este ejercicio trae muchos efectos positivos.

Una vez más, se abren los pies al mismo ancho de los hombros, y con las manos entrelazadas a la altura del pecho, se procede a levantar la pierna, flexionando la rodilla, enérgicamente, hasta tocar el pecho con la pierna.

Resultará conveniente realizar primero las zancadas con una pierna, y luego, con la otra. Es decir, realizar 20 repeticiones de este ejercicio, primeramente, con la pierna derecha, y posteriormente, 20 repeticiones con la pierna izquierda. Podría empezar con 5 series, de 20 repeticiones por pierna.

Saltos de paracaídas

Este es uno de los ejercicios que más resultados proporciona, pero es a la vez uno de los que menos gusta hacer. Tiene diversas modalidades de ejecutarlo, que dependen exclusivamente de la capacidad, y, sobre todo, del espacio e implementos de los que se disponga para entrenar.

Al igual que el resto de los ejercicios mencionados, los pies se separan al mismo ancho de los hombros, y este ejercicio, empieza desde abajo, es decir, agachado, en posición de cuclillas, sin despegar los talones del piso. Las manos pueden ir alrededor del cuello, o bien entrelazadas a la altura del pecho.

Una vez adoptada la posición inicial, se dará el salto, con mucha energía, procurando terminar el salto en la misma posición inicial. El salto puede ser, estático, o hacia adelante, o incluso, retando a subir escalones o bancos a una altura no superior a la de las rodillas.

Se podría empezar realizando 4 series de 20 saltos cada una. Es importante entender que este es un ejercicio altamente efectivo, por lo cual, demanda de nosotros mucho empeño, y, sobre todo, paciencia y constancia, y no desistir, aun cuando sintamos que no terminaremos.

 Subir y bajar escaleras

Este es uno de los más comunes ejercicios que se ha reconocido que produce efectos positivos y prácticamente inmediatos en cuanto al trabajo de los músculos de las piernas.

Aunque muchas personas no consiguen realizarlo efectivamente, ya que, no disponen de espacios con escaleras en su entorno. Sin embargo, si lo que se quiere, es generar los mejores resultados, que se ven evidenciados en piernas firmes, tonificadas y con músculos más fuertes, este ejercicio debe estar siempre incluido.

Para quienes apenas inician una rutina de ejercicios, pueden realizar este ejercicio, por espacio de 10 minutos continuos. Posteriormente, se podrá ir aumentando el tiempo, y, además, la dificultad, como empezar a subir de dos en dos escalones.

Deja un comentario