5 ejercicios faciales para mejorar la belleza de tu rostro

En esta época el ejercicio ha adquirido cada vez más importancia y más popularidad, siendo que se ha desarrollado un nuevo estilo de vida saludable que se conoce mejor por el nombre de fitness. En este estilo de vida las personas que lo llevan y pregonan no sólo cuentan con una buena alimentación con el fin de mantenerse en buen estado físico, sino que también mantienen una rutina de ejercicios diaria que les permite mejorar su salud y su forma física. Entre los ejercicios que se llevan a cabo los ejercicios faciales han tomado un nuevo cariz en estos tiempos.

Los ejercicios para la cara eran ejercicios que durante los años anteriores habían sido ignorados y sin uso, como en muchos casos lo fueron también los ejercicios comunes para aquellas personas que trabajaban y que tenían ocupaciones. Sin embargo, hoy en día esto ha cambiado, e incluso las personas más trabajadoras cuentan con tiempo de llevar una vida saludable y de hacer ejercicios. Esta es una moda que al parecer no quedará atrás, y en este post encontrarás los mejores ejercicios faciales, para que mantengas un rostro terso y suave que vaya acorde con ese cuerpo escultural.

Gimnasia facial y su uso en la nueva era

Hoy en día se han desarrollado nuevas técnicas para la implementación del ejercicio en la vida cotidiana de las personas, y las organizaciones de salud se han puesto a ello con denuedo, pues lo que se busca para los próximos años es eliminar el alto índice de obesidad y tener una población saludable y con una mayor expectativa de vida.

Sin embargo, estos son los ejercicios físicos, que no pueden faltar en la vida de las personas, pero no se pueden ignorar los ejercicios para mejorar los músculos faciales y evitar las arrugas y líneas de expresión.

La gimnasia facial es una nueva técnica que se ha creado con el fin de mezclar el cuidado del cuerpo con ejercicios para el cuidado del rostro y adelgazar la cara lo que permitirá a quienes lo practiquen el tener un rostro terso, suave y con menos arrugas y líneas de expresión, causando que los músculos del mismo se tonifiquen y la persona pueda pasar sin miedos ni repercusiones las líneas de la edad. Quienes han participado de clases de este ejercicio han demostrado su utilidad e influencia, y han quedado del todo satisfechos.

Dentro de la idea principal en esta técnica está la realización de diversos movimientos faciales de lo más común, pues el simple hecho de fruncir los labios, estirar el rostro, levantar las cejas y los más diversos movimientos que se puedan realizar con los muchos músculos de la cara puede servir para mejorar la forma en la que nos vemos y tonificar la masa muscular del rostro. Según las personas que lo practican se comienzan a ver efectos muy pronto, pero debe de tomarse un régimen diario para que se puedan dar, ya que esto es como cualquier ejercicio físico, que requiere de constancia y dedicación para que los efectos sean los deseados.

la gimnasia facial

Ejercicios faciales que puedes realizar desde la comodidad de tu casa

La gimnasia facial es una ayuda idónea para mejorar la circulación del rostro, lo que le permite darle a la piel ese extra de iluminación y de tersura que con el paso del tiempo puede irse perdiendo. No consta de más de unos pocos minutos diarios, y estos son los ejercicios que puedes hacer en la comodidad de tu casa.

Calentamiento

Como debes saber, para llevar a cabo cualquier rutina de ejercicios para el cuerpo, primero debes de calentar los motores, y aunque estos sean ejercicios para la cara, lo cierto es que también debes calentar los músculos para trabajar correctamente; es por ello que lo primero que harás es tomar unos 30 a 45 segundos a masajear los músculos de la cara y el cuello con las yemas de los dedos. Lo único que debes hacer es golpear suavemente estas partes con las yemas de tus dedos.

Trabajando el mentón

Para este ejercicio lo único que necesitas es de una mesa y de un asiento para sentarte. Lo que debes hacer es colocar ambos brazos sobre la mesa, estando uno en posición horizontal y el otro en posición vertical. Con el brazo que tienes en posición vertical cerrarás el puño y lo colocarás bajo el mentón, y con ambos brazos realizarás presión por seis segundos, entonces relaja los músculos. Este ejercicio lo debes hacer un número de diez veces, por lo que te tomará aproximadamente un minuto hacerlo.

Esforzando las mejillas

Este ejercicio es simple a la par que divertido; todo cuanto debes hacer es tomar aire e hinchar las mejillas como lo hacías cuando joven. Una vez que tengas las mejillas hinchadas lo siguiente es proceder a dar pequeños golpes con las yemas de tus dedos en estas, procurando aguantar la respiración por al menos 8 segundos. Este ejercicio se hará por espacio de unas 5 veces, por lo que tampoco tomará mucho tiempo.

Ejercitando la papada

La papada es también un sitio por el que muchas personas se preocupan, pues es el lugar en que, en la cara, se acumula la grasa, y la piel al no tener demasiada tensión para sostenerla se echa hacia abajo de manera fácil, lo que da lugar a esta antiestética papada.

Bueno, para esto se ha diseñado un ejercicio y muchos otros ejercicios para la papada. El que se trabajará hoy se lleva a cabo con una toalla corta. Lo que debes hacer es colocar una toalla enrollada debajo de la barbilla, lo siguiente será levantar la mandíbula y deslizar la toalla por debajo de la papada. Mantén la tensión por al menos seis segundos y relaja.

Otro ejercicio es levantar el mentón, mirando al techo, y una vez que tengas la cabeza levantada lo próximo que harás será pegar la lengua al paladar y ejercer presión y mantenerla por al menos 6 segundos. Cada uno de estos ejercicios puedes hacerlo por espacio de 10 veces, para sumar otro minuto.

Tonificando tus ojos

Este ejercicio es para mejorar la piel que se halla alrededor de los ojos, donde suelen salir las famosas “patas de gallo”.

Para este ejercicio debes formar círculos con los dedos índice y pulgar, como quien simula un par de gafas. Lo próximo a realizar es colocar las gafas alrededor de los ojos y tensar la piel hacia arriba y hacia abajo. Ahora debes parpadear unas 20 veces sin dejar de tensionar. Este ejercicio requiere de tres series para otro minuto.

Otro ejercicio que puedes tomar como opción es tomar ambos dedos índices y colocarlos por encima de las cejas, mientras las echas hacia abajo. Una vez hecho esto comienza a levantar las cejas hasta 20 veces sin dejar de tensionar; sentirás el dolor y la incomodidad, lo que es signo de que funciona. También disponemos de un artículo donde te explicamos como aclarar los ojos con métodos naturales.

tonificar ojos y rostro

Cuidando el contorno de la boca

Como bien se sabe, la piel alrededor de la boca es más delgada que la piel que se halla en otras partes de la cara, por lo que es común que se deteriore si no se trata de forma adecuada. Es por ello que hay ejercicios que son específicos para este punto.

Este ejercicio consiste en una tarea sencilla, lo único que debes hacer es abrir la boca exageradamente, lo más que puedas, y cerrarla lentamente hasta completar 20 repeticiones.

Otro ejercicio consta de pronunciar las vocales con una entonación muy marcada, esto quiere decir que debes de abrir la boca tanto como sea posible; déjalo por 10 segundos en cada vocal y descansa. Haz al menos tres repeticiones.

Estos ejercicios le ayudarán a tu boca a estar tonificada, pero si quieres mejorar los resultados puedes mezclarlos con una crema antiarrugas.

Alisando la frente

Para este ejercicio debes de colocar los dedos de ambas manos sobre la frente, permitiendo que las palmas estén en contacto con ella y que los dedos de ambas manos puedan tocarse; ahora haz presión hacia arriba y sentirás cómo las cejas, los párpados y los músculos de la frente se tensarán frente a ti. Deberás mantener esta tensión por al menos 10 segundos.

Realizarás este ejercicio por espacio de 5 series entre las cuales descansarás algunos segundos para evitar forzar los músculos. Al realizarlo con constancia podrás ver muy pronto los resultados de este ejercicio, y puedes acompañarlo con cremas hidratantes.

masajes para la cara y el cuello

Masajeando el cuello

El cuello es de las pieles más lisas con las que cuenta el cuerpo, y es por ello que se le presta especial atención en las rutinas estéticas. Los ejercicios que se hacen en esta parte están diseñados para no permitir que con el paso del tiempo la piel se caiga y se produzca ese cuello flácido.

El ejercicio es simple, todo cuanto hay que hacer es mantener la mirada hacia el frente, colocar las puntas de los dedos en la piel de cuello y comenzar a acariciar hacia abajo. Durante este ejercicio debes de mantener la mirada hacia el frente y la cabeza inclinada hacia atrás.

Relájate

Con las yemas de los dedos comienza a masajear con movimientos suaves y circulares todos los puntos en los que has trabajado. ¡Enhorabuena! Has terminado con éxito tu rutina.

Solo recuerda que debes de tomar las cosas como son y con integridad, lo que significa que debes de hacerlo con constancia para ver resultados.

Deja un comentario