¿Cómo bajar la presión arterial?. El método más efectivo

La presión arterial la podemos definir como la fuerza de la sangre, la cual resulta impulsada en contra de las paredes de nuestras arterias. El corazón cumple la función de bombear sangre hacia las arterias cada vez que el mismo produce los latidos. La presión arterial resulta mucho más elevada en el momento en el que el corazón late de forma acelerada, bombeando así la sangre mucho más rápido, conociendo a esto como la presión sistólica.

Y cuando observamos que el corazón se encuentra en descanso, por medio de los latidos, su presión arterial va a descender denominando a este fenómeno como presión diastólica.

Para la lectura de la presión arterial usualmente se utilizan estos dos números. De forma regular, el número sistólico siempre es colocado mucho antes o también por encima del número diastólico. Como por ejemplo, 120/80 tendrá como significado una presión sistólica de 120 y una diastólica de 80.

¿Te animas a saber un poco más sobre la presión alta? ¡Te invito a que te quedes en estas líneas!

¿Cómo diferenciar los síntomas de presión alta de los síntomas de presión baja?

Una forma capaz de distinguir los síntomas de afecciones sobre presión alta o de presión baja es que, durante la presión baja, se hace mucho más frecuente el sentirse débil y con una sensación de desmayo, mientras que en al sufrir de presión alta es más usual sentir palpitaciones aceleradas, así como también sentir dolores de cabeza prolongados y recurrentes. 

A pesar de ello, la forma más sencilla y mucho más efectiva para lograr diferenciarlas sería medir la presión arterial en el hogar utilizando un aparato digital o inclusive en la farmacia cercana con la ayuda de un farmacéutico o de un médico. Por lo tanto, conforme con las cifras de la medición es muy probable conocer de cual tipo de presión se trata: 

  • La presión alta: es superior a 140 x 90 mmHg;
  • La presión baja: es inferior a 90 x 60 mmHg.

¿Cuáles son los diferentes tipos de presión arterial alta?

Existen dos tipos principales de presión arterial alta: la primaria y secundaria.

  • La primaria o la esencial: es la clase más usual de la presión arterial alta. Es por ello que esta se va conformando con el paso del tiempo a medida de que el paciente envejece.
  • La secundaria: este sería el motivo por otra condición médica o de la utilización de algunas medicinas. Usualmente, esta tiende a mejorar al tratarse la afección o al dejar de consumir las medicinas que la ocasionan.

diferentes tipos de presión arterial alta

¿Qué hacer en caso de sufrir de presión alta?

En los casos de presión alta, se debería consumir un vaso de jugo de naranja y procurar llevar las cosas un poco más de calma, ya que la naranja solventa a la regulación de la presión debido a sus propiedades diuréticas. Además, resulta ser una fruta realmente rica en potasio y en magnesio. Si es el caso de que se esté consumiendo alguna medicina para combatir la presión arterial alta recomendada por un médico, también deberás tomártela.

Si tiempo después, aproximadamente una hora, se sigue observando la presión arterial, es decir, superior a los 140 x 90 mmHg, lo más recomendable sería ir al hospital para tomar algún medicamento que ayude a disminuir la presión por vía intravenosa.

¿Qué hacer en caso de sufrir de presión baja?

En el caso de que llegues a padecer de presión baja, lo más recomendable sería que te recuestas en un lugar ventilado y mantener también las piernas elevadas, también podrías aflojar la ropa y elevar las piernas. Esto con el objetivo de  poder aumentar la circulación de la sangre al cerebro y lograr regular la presión arterial.

Los síntomas de la presión baja usualmente pasan de forma rápida, la persona lograra levantarse normalmente, sin embargo, este deberá descansar o reposar un momento para poder evitar realizar algún movimiento brusco.

¿Quién está en riesgo de sufrir de hipertensión?

Cualquier persona podría desarrollar presión arterial alta, pero existen ciertas causas que pueden aumentar su riesgo de padecimiento:

  • La edad: la presión arterial suele aumentar con respecto a la edad.
  • Raza/Etnicidad: la presión arterial alta generalmente usualmente es más común en adultos afroamericanos.
  • Peso: las personas que sufren de sobrepeso o de obesidad tendrán más posibilidades de desarrollar una presión arterial alta.
  • Historia familiar: los historiales familiares de hipertensión arterial podrían aumentan el riesgo de desarrollar pre-hipertensión o mejor conocida como la presión arterial alta.

¿Cómo puedo prevenir la presión arterial alta?

Usted podría ayudar a prevenir la presión arterial alta al llevar un estilo de vida mucho más saludable. Esto se traduciría en:

  • Consumir una dieta saludable: para poder ayudar a controlar tu presión arterial, deberás tener un límite sobre la cantidad de sodio (sal) que consume y así lograr aumentar la cantidad de potasio en tu dieta. También es aconsejable que ingieras alimentos que tengas bajos niveles de grasas, así como lo serían las frutas, las verduras y los granos enteros.
  • Hacer ejercicio como hábito: Además de ayudar a mantener un peso saludable, es positivo para equilibrar la presión arterial. Es importante procurar por lo menos unas 2 horas de ejercicio aeróbico. Algunos de estos ejercicios puede ser caminar a paso rápido, o cualquier otra actividad que acelere y ejercite el corazón, que lo haga latir más rápido y necesitar más oxígeno de lo normal.
  • Lograr un peso saludable: sufrir de sobrepeso o de obesidad podría aumentar el riesgo de que sufras de hipertensión arterial. Si conservas un peso saludable este podría ayudarte a controlar tu presión arterial alta y así lograr reducir el riesgo de otras afecciones de salud.
  • No te excedas con las bebidas alcohólicas: si consumes demasiado alcohol este sería capaz de elevar tu presión arterial. Además de que añadiría calorías a tu dieta. Los hombres no deberían consumir más de dos tragos diariamente, mientras que las mujeres sólo deberían consumir uno diaria máximo.
  • No fumar: fumar aumenta tu  presión arterial considerablemente y te colocará en un mayor riesgo de sufrir de un ataque cardíaco o un accidente cerebro vascular. Si no fumas, tampoco pienses en comenzar. Aunque si fumas, se recomienda que consultes con tu médico para que te ayude a descubrir la mejor forma de dejarlo poco a poco.
  • Controla el estrés: Es necesario aprender a relajarse y manejar momentos de estrés. Esto tiene que ver mucho con la salud emocional. Si aprendes a controlarlo te ayuda a disminuir la presión arterial. Puedes hacer ejercicio para liberar el estrés, también puedes escuchar música o meditar

Si sufres o alguno de tus familiares sufre de presión arterial alta, es fundamental el evitar que empeore o que llegue a causar complicaciones. Debes recibir una atención médica recurrente y ser bastante fiel con tus tratamientos. Su plan médico podría implicar recomendaciones de hábitos de vida saludable y usualmente también incluirá medicamentos.

Remedios caseros para la presión alta

Preparar un buen tratamiento casero para lograr ayudar a controlar la presión arterial alta seria el beber jugo de limón con agua de coco o consumir las cápsulas de ajo de forma diaria. Estos ingredientes contienen propiedades bastantes beneficiosas para nuestro organismo que nos ayudarán a controlar los niveles de nuestra tensión arterial.

la hipertensión

  1. Agua de ajo para la presión alta: este gran remedio casero enfocado para tratar la presión alta se basa en beber agua con un aromatizado de ajo o con sus respectivas cápsulas de manera diaria. 

Ingredientes

  • 1 diente de ajo que este crudo, ya pelado y machacado
  • 100 mililitros de agua.

Método de preparación: coloca el diente de ajo en el vaso de agua y déjalo reposar durante aproximadamente unas seis u ocho horas. Esto podrías realizarlo mientras te encuentres durmiendo por ejemplo, luego beberás esta agua en ayunas durante la mañana siguiente.

El ajo contiene entre sus principales componentes nutritivos una sustancia conocida como la alicina. Esta ayuda a combatir el colesterol en niveles elevados, siendo útil para bajar los niveles de presión.

  1. El jugo de limón: para lograr preparar este remedio casero y así poder controlar la presión alta deberás beber una limonada combinada con agua de coco. Este jugo te proveerá de propiedades diuréticas que te podrán ayudar regular tu presión arterial.

Ingredientes:

  • 3 limones.
  • 200 mililitros de agua de coco.

Método de preparación: deberás mezclar de forma cuidadosa estos  ingredientes y luego beberlo. Usualmente esta bebida debería consumirse a diario durante las mañanas.

  1. Beber té de alpiste: para preparar un excelente remedio casero para tratar la presión alta deberás elaborar agua de alpiste por medio de alguna una infusión. Este resulta ser un alimento bastante nutritivo en lo que respecta a antioxidantes, además de otros componentes que con propiedades vasodilatadoras. Todas estas te podrá ayudar a controlar tus niveles de presión sanguínea. 

Ingredientes

  • 1 cucharada sopera de semillas de alpiste.
  • 1 palito de canela.
  • Aproximadamente 500 mililitros de agua. 

Método de preparación: Para elaborar este remedio deberás mezclar los ingredientes y dejarlos hervir durante unos 5 minutos aproximadamente. Cierra la olla en donde lo estés preparando y deja reposar esta bebida durante unos 10 minutos, luego de hacer esto bébela. Para gozar de sus beneficios deberás consumir de dos a tres tazas por día. 

Deja un comentario