¿Cuáles son los beneficios del ajo en ayunas?

El ajo tiene una magnífica fama como producto medicinal casero desde épocas remotas. Y es uno de los alimentos más usados como productos medicinales. Tiene compuestos sulfúricos y múltiples fitonutrientes. Por lo que se cree que puede ahuyentar cualquier enfermedad. En algunas culturas se recomienda incluir ajo en la dieta como remedio depurativo, para reducir el colesterol malo, como antiséptico y antibacteriano.

Beneficios del ajo en ayunas

El agua de ajo en ayunas tiene múltiples beneficios, repara los tejidos dañados en las vías respiratorias, combate la inflamación de la garganta y calma la tos, aumenta los niveles de energía, es antioxidante, ayuda a perder peso, mejora el sistema respiratorio, disminuye el riesgo de contraer problemas cardiovasculares, fortalece el sistema inmune, beneficia la circulación, vigoriza el cabello y combate la pérdida, acelera el metabolismo y reduce el colesterol.

Un solo diente contiene manganeso, vitamina B6, vitamina C, selenio y mucha fibra además de tener cantidades razonables de calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro, sodio, vitamina B1, yodo, zinc y magnesio. Desde un punto de vista nutricional aporta fibras, pectinas, mucílagos, carbohidratos, proteínas, grasas, sales minerales, y casi no tiene calorías, lo que lo convierte en el complemento ideal para dar sabor mientras ayuda a perder peso.

El uso regular de ajo elimina las bacterias de nuestro organismo, se puede tratar naturalmente para aliviar el dolor de estómago, la presión arterial alta y el reumatismo. Así mismo tiene la capacidad de reducir el agotamiento físico y las dolencias nerviosas.

Los especialistas creen que puede prevenir la diabetes, ciertos tipos de cáncer y el tifus. Su ingesta refuerza la digestión, evita la acidez estomacal, ayuda al buen funcionamiento del corazón, y es un excelente protector del hígado y la vesícula. Con él se pueden atenuar los dolores de cabeza comunes, neuralgias y dolores musculares.

Los beneficios únicamente se obtienen con el ajo crudo, debido a que durante el proceso de cocción se pierden algunos de sus elementos beneficiosos.

El ajo y sus propiedades para ayudar la piel

El ajo posee componentes similares al almidón y sustancias viscosas que permiten apresurar la maduración de las espinillas en la piel, por lo que resulta un producto de medicina natural efectivo para usar en diversos tratamientos para el acné.

Los elementos curativos ayudan a la piel a mantenerse tersa y joven. Es un potente antioxidante, lo cual ayuda a los tejidos a regenerarse y conservarse jóvenes, sirve para eliminar toxinas y bacterias del cuerpo, y a prevenir afecciones. Es un gran anti bacterial, funciona para arreglar tejidos, como antiinflamatorio y previene procesos infecciosos.

Para el cuidado de tu piel, toma el ajo en ayunas. Toma la mezcla obtenida de dos cucharadas de aceite de oliva con el ajo triturado. Posteriormente, debes beber un vaso con el jugo de un limón en agua tibia.

Para ayudar a la regeneración celular y potenciar las bondades del ajo, se puede tomar durante el día jugos de zanahoria, de sábila o de apio.

Para perder peso

El ajo incrementa la velocidad del metabolismo, en cada ocasión que se hace la digestión el cuerpo reparte los alimentos convertidos en energía a cada órgano. Cuanto más rápido el proceso, más garantías se tendrá de adelgazar. El ajo, morado o negro, contiene un porcentaje de ácido fólico que es lo que ayuda a aumentar el metabolismo.

Contiene múltiples propiedades para adelgazar y depurar el cuerpo, gracias a que posee características diuréticas, impide la acumulación de líquidos.

El ajo negro, multiplica por cinco los efectos antioxidantes. Lo ideal es comerlo en ayunas y antes de las comidas, ya que dispone al sistema digestivo, da sensación de saciedad y regula el azúcar en la sangre.

ajo en ayunas para perder peso

El ajo contra la gastritis

Por beneficiar el funcionamiento del aparato digestivo, es excelente para combatir problemas abdominales, intestinales y estomacales. El ajo morado impide el desarrollo de las bacterias de Helicobacter pylori, y contienen glutationa cuyos componentes son importantes para resguardar y restaurar las paredes del estómago. Por su parte el azufre funciona para cuidar y el recubrimiento del estómago.  

También se emplea como un complemento muy efectivo para eliminar del sistema digestivo todo tipo de microorganismos, parásitos, lombrices o los hongos. Se puede tomar durante algunos días varios dientes de ajo para una depuración del organismo completa, para ello hay que machacarlos con aceite de oliva.

Viagra natural

Muchas culturas antiguas incluyeron el ajo como un alimento afrodisíaco. El efecto no es inmediato ni tan intenso, pero puede arreglar problemas de erección de manera puntual o de forma permanente.

Al estar provocados algunos problemas por la mala circulación sanguínea de esta área, la solución está en el óxido  nítrico que tiene como función expandir los vasos y aumentar el riego sanguíneo. Tomado regularmente el ajo en ayunas, se educa al organismo para que lo produzca él mismo. Se pueden tomar tres dientes de ajo al día crudos y aplastados.

Para el olor corporal

Según un estudio realizado con un grupo de hombres con una dieta normal sin ajo, y otro grupo consumidor asiduo de ajo se comprobó que los que comían una ración de extra de ajo tuvieron mejores calificaciones respecto a su aroma. Encontraron que los olores corporales de los comedores de ajo fueron considerados menos intensos, más agradables y atractivos.

Se considera que las características del ajo contra las bacterias podrían ser las encargadas de las variaciones en el olor de cuerpo de forma beneficiosa, luego del consumo prolongado del producto.

ajo para el olor corporal

Otros beneficios medicinales del ajo

El ajo mejora la circulación. Los altos niveles de homocisteína producen espesor en la sangre y por ende coágulos. Por su parte el ajo es rico en vitamina B, un compuesto que reduce los niveles de homocisteína (cuanto mayor es el nivel de homocisteína, más probabilidades existen de sufrir enfermedades de las arterias coronarias).

Disminuye los índices de colesterol en la sangre. Comer diariamente uno o dos dientes de ajo puede permitir a una persona disminuir en un 9% el colesterol malo en la sangre. Esto basado en estudios que reflejan innumerables ventajas en el organismo, así como en el sistema cardiovascular. La alicina presente en el ajo, es un excelente componente medicinal para resguardar el aparato cardiovascular.

Contra la anemia. El ajo eleva las defensas y protege de enfermedades al aportar múltiples vitaminas y minerales. Estimula los jugos gástricos y hace que se pueda digerir mejor el hierro.

Como antibiótico. Resulta muy útil por su poder antibiótico natural.  Por ello ayuda a curar infecciones ligeras, fortalece el sistema inmunológico, ideal para combatir gripes y resfriados, y favorece la cicatrización de las heridas.

El ajo es descongestionante. Es utilizado en tratamientos de bronquitis, gripe, afecciones de los pulmones, sinusitis, catarros.

Cuida el aparato digestivo. El proceso digestivo se realiza mucho mejor, y permite la correcta absorción de los alimentos. Además, el hígado y el páncreas optimizan sus funciones.

Ayuda al buen funcionamiento del hígado. Es buen desintoxicante del organismo, elimina parásitos, depura toxinas, permite liberar metales pesados. Además el ajo es rico en vitaminas A, B y C, lo cual estimula las funciones hepáticas, y proporciona funciones desinflamantes.  

¿Cuándo evitar el ajo?

  • Debido a los elevados niveles de yodo que tiene el ajo, se encuentra contraindicado para el hipertiroidismo.
  • El ajo es un anticoagulante natural. Se debe moderar en caso de problemas de sangrado o de tomar medicamentos anticoagulantes.
  • Antes o tras una cirugía, se debe evitar el ajo, su consumo hace que exista un aumento en el riesgo de hemorragias.
  • Las mujeres embarazadas y niños no deben ingerir preparados medicinales de ajo.
  • Se debe de evitar en pacientes diabéticos con tratamiento para reducir los niveles de glucosa, ya que posee propiedades hipoglucemiantes, y puede bajar aún más, los niveles de azúcar en sangre.
  • Se pueden presentar efectos secundarios como mal aliento, sudoración, dolor de cabeza, escalofríos, mucosidad nasal, mareos, fiebre o ataques de asma.

Remedio casero con ajo

Por el contenido de azufre puede resultar fuerte el olor y sabor. El truco es mezclar el ajo con el jugo del limón, el cítrico esconderá el olor sin perder todas sus propiedades. También se puede masticar un poco de perejil o menta fresca, enjuagar la boca con agua con un chorrito de limón o masticar granos de café.

Para preparar un brebaje con limón se necesitan tres dientes de ajos, dos tazas de agua, el jugo de medio limón. Para preparar se licuan los ajos sin cáscaras, junto al jugo del limón y el agua. Por último se cuela antes de beber.

El ajo junto a la miel

La miel también se ha utilizado con fines medicinales en la mayoría de las culturas a través de la historia, ayuda a mantener equilibrado el colesterol, posee vitamina B6, tiamina, riboflavina y niacina, antioxidantes, enzimas y minerales que incluyen: potasio, hierro, calcio, magnesio, zinc, selenio y fósforo. Es excelente para los procesos digestivos, y proporciona una gran energía en el organismo.

Para aumentar las propiedades se pueden juntar. Un remedio natural de ajo y miel se prepara en un recipiente de vidrio, se unen tanto los dientes de ajo como la miel y se lleva al refrigerador por varios días antes de comenzar a consumirlos.

Deja un comentario