Interesantes actividades para empezar bien el día en la secundaria

Para incentivar a los estudiantes, hacer crecer su curiosidad, potenciar sus capacidades, atraer la atención y enseñarlos a estudiar de forma más divertida, se pueden realizar una serie de actividades para empezar el día en la secundaria.

Las estrategias didácticas, intentan ampliar el nivel de escritura, la habilidad de lectura, y el pensamiento lógico matemático. Pueden ser realizadas por cualquier profesor de asignaturas indistintas, y se sugiere que se realicen a primera hora.

Actividades de lectura y escritura para empezar bien el día

Refranes. Se analiza el significado de los refranes para obtener un incremento del vocabulario y de la capacidad de razonamiento y argumentación, y para que aprendan a interpretar contenidos.

El profesor asigna un refrán, lo escribe en la pizarra, los estudiantes analizarán lo que significa en grupo, luego que ya tienen un acuerdo, mencionarán también escenarios en los que se puede emplear el refrán.

Ortografía. Los estudiantes copiarán palabras en su cuaderno y observarán la forma correcta de escribirlas. Con esto aprenderán a analizar la ortografía, a comprender la razón de las reglas ortográficas, las formas de escribir las palabras, incrementarán el vocabulario y sabrán usar el diccionario.   

El profesor menciona cinco palabras de difícil ortografía que puedan constituir un desafío. Los alumnos las escriben y luego comprueban en un diccionario la correcta escritura. Ejemplo: alcohol, paciencia, hoyo, anestesia.

Rompecabezas. El profesor entrega a los alumnos sobres con rompecabezas de palabras y da un tiempo determinado para armarlas. Gana el que haya formado más cantidad de forma correcta. Siguiendo las instrucciones el estudiante podrá emplear su capacidad mental y beneficiar su amplitud de vocabulario.

Sinónimos y antónimos. Para comprender lo que significa semejante y diferente, ayudar a ampliar el vocabulario, aprender a usar el diccionario, analizar la ortografía y para usar de forma acertada las palabras.

El educador da una lista de palabras y los alumnos escriben sus sinónimos y antónimos. En un debate se examinan y luego se comprueban consultando el diccionario.

Creación de historias. Los alumnos redactan narraciones cortas creadas a partir de una imagen, con esto podrán desarrollar la capacidad de escritura y sabrán interpretar dibujos o fotografías.

El docente exhibe una ilustración y pide que se haga un texto pequeño de lo que observan. A través del contenido deberán responder preguntas como ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Qué? ¿Dónde? ¿Quién? Y ¿Cuándo?

actividades para empezar bien el día en la secundaria

Luego de leer en voz alta, se incentiva la participación del resto de los estudiantes quienes darán sus opiniones sobre las características de la historia.

Lectura. Los estudiantes leen en voz alta un trozo de texto de algún libro. Para incrementar la comprensión lectora y para lograr una mayor fluidez al leer.

Los alumnos eligen un libro de su preferencia y se turnan para leer en voz alta pasajes de este. El profesor luego incentiva una discusión sobre el significado del contenido.

Palabras. Para aumentar el vocabulario, saber cómo utilizar las palabras y analizar la ortografía. Los alumnos escribirán en un período de tiempo la mayor cantidad de palabras que puedan con una característica predeterminada por el profesor.

Por ejemplo palabras que terminen en N y que sean nombres de cosas. Palabras que comiencen en C y sean animales. O nombres de países por la P.

Significados. Para ampliar el vocabulario, fomentar la expresión oral y mejorar la ortografía y escritura. El profesor selecciona una palabra, los alumnos realizan una discusión sobre sus posibles significados, cuando llegan a un acuerdo, verifican en el diccionario y comentan sobre el acierto o equivocación que han tenido.

Pueden ser usadas palabras poco frecuentes o difíciles de ubicar, también las que tengan distinta ortografía pero igual pronunciación.

Nombres. El profesor comienza colocando su nombre en la pizarra luego cada estudiante sale a colocar el suyo unido por una letra o varias dependiendo de la posición.

Relación. Identificar palabras y sus definiciones, para incrementar el vocabulario, mejorar la ortografía y usar mejor el diccionario.

El profesor escribe en el pizarrón una lista de palabras y otra lista de significados. Los alumnos deberán relacionar ambas, luego comprueban sus aciertos con el diccionario.

Frases. En otra de las actividades para empezar bien el día en la secundaria, se seleccionan palabras en el diccionario al azar y los alumnos deberán escribir una frase con coherencia a partir de ellas. Se utiliza para ampliar el vocabulario, la ortografía y para una mejor expresión oral y escrita.

Palabras a partir de otras. El educador escribe una palabra y los alumnos deben formar otras a partir de las letras que contiene. Funciona para agilizar la mente y para mejorar el vocabulario y la ortografía.

Crucigramas. El profesor elabora un crucigrama de acuerdo a la edad de los estudiantes y de las palabras que han estado trabajando en clase. Los alumnos luego leerán las respuestas que dieron en las preguntas correspondientes. Esto ayudará a ampliar la capacidad lectora, mejorar la ortografía y vocabulario.

Padres. El docente invita a algunos representantes de los niños a leer uno de sus libros favoritos, para que los alumnos analicen su contenido, el significado del texto y logren escuchar palabras nuevas que luego podrán buscar en el diccionario. Con esta actividad para empezar el día en la secundaria se acerca a los padres al proceso de aprendizaje de los niños y estos pueden relacionarse con otros adultos y gustos literarios.

Descripción. El maestro presenta un objeto y los alumnos deberán escribir entre cinco y diez adjetivos que detallen, representen o describan sus cualidades físicas. Puede emplearse para ampliar vocabulario, mejorar ortografía y aprender a usar adjetivos.  

Obras. Se asigna la escritura de un texto pequeño y luego se elige a un ganador. Este podrá leer frente a la clase junto a otros compañeros la obra o hacer una representación de teatro.

Concurso. Se seleccionan grupos y un delegado de cada uno que pasará a formar palabras con una caja de letras. El primero que agrupe, gana puntos. Dependiendo de la edad se podrá ir agregando dificultades como verbos, o palabras según una categoría.  

Nube de ideas. El alumno hace un mapa mental o nube de palabras sobre su vida, aficiones y gustos para la clase de idiomas. Con ellos podrá practicar de una forma divertida el inglés, francés o la lengua adicional que esté estudiando en su curso actual.

Entrevista. Se colocan en parejas e interrogan a su compañero, luego hacen una presentación ante la clase sobre las respuestas obtenidas. Aprenderán a desarrollar la expresión.

Personajes. Cada alumno piensa en una persona de su familia o alguno de sus ídolos, y dice por qué admira a este sujeto. Le permitirá ampliar la expresión oral.

Información. Se coloca música mientras se conversa con uno de los compañeros, al detenerse la música se escribe en una hoja en blanco toda la información que se recuerde del compañero, al iniciar la música se comenzará de nuevo el proceso con otro. La última hoja en la que se escribe debe ser leída frente a los demás estudiantes. De esta manera, se trabaja la memoria y además pueden observar la ortografía de sus amigos y aprender a corregir.

Datos. Cada alumno va pasando a la pizarra y anota su nombre y algunos datos personales, pero sin señalar de qué se trata, los compañeros irán haciendo preguntas para adivinar. Por ejemplo, si pone una ciudad, le podrán preguntar si se trata de su lugar de nacimiento, o su sitio favorito en el mundo. Este tipo de actividad para empezar bien el día en la secundaria puede ayudar a ampliar la comunicación entre los compañeros.

actividades para empezar bien el día en la secundaria

Actividades de matemáticas para empezar bien el día

Análisis de conceptos. En algunas ocasiones resulta difícil comprender los cálculos matemáticos al no conocer el significado de algunos términos. Con esta actividad se pretende que los alumnos tengan capacidad de reflexión, habilidades de deducción y que aprendan a complementar la lectura con el cálculo.

El profesor colocará una lectura y analizará junto a los estudiantes. Por ejemplo las diferencias de masa, peso y gravedad, y con esto podrán calcular entre todos la masa de alguien en la luna, o las diferencias en velocidad con que cae un objeto en la Tierra y en la luna.

Problemas. Para incrementar el pensamiento racional y lógico, el docente puede presentar distintos cálculos para que los alumnos usen sus conocimientos en la asignatura de matemáticas y además aprendan a analizar.

Ejemplos:

Si el libro de geografía tiene más páginas que el de francés, y este último menos que el inglés, pero más que el de biología, ¿Cuál tiene menos páginas y cuál más?

Si un niño se come una manzana en 5 minutos, ¿cuántas manzanas podrá comerse en tres horas?

Si en un colegio de 300 alumnos hay 15 niños asmáticos ¿Cuál es el porcentaje en la institución de asmáticos?

En una carrera el sujeto A ha llegado después de D, y C ha llegado entre D y B, calcula el orden de llegada de cada uno.

Números. Se forma un grupo y se elige un número, cada niño irá diciendo una cifra pero no sea múltiplo del elegido. Los que se vayan equivocando salen del juego, hasta tener un ganador.

Tarjetas. El alumno depositará en un recipiente una tarjeta con su nombre y el resultado de una división o multiplicación propuesta por el profesor. Los resultados correctos van sumando puntos.

Deja un comentario